1842. Virgen del Milagro, Italia

a25.VdelMilagro

El judío Alfonso de Ratisbonne, fue un violento enemigo de todo lo católico, hasta que, durante su viaje a Roma, fue testigo de una aparición de la Virgen y se convirtió al catolicismo.

El 20 de enero de 1842, al entrar en la iglesia de Santa Andrea de la Fratte, acompañando a su amigo, el barón Teodoro de Bussiere, que iba encargar una misa de funeral. Alfonso tuvo una visión de la Virgen con el aspecto de la Medalla Milagrosa. El relata durante el proceso canónico que corroboró en 1842 lo sobrenatural del hecho:

”La Virgen no pronunció ninguna palabra, pero yo lo comprendí todo. Experimenté un cambio tan completo que creí ser otro. La alegría más ardiente brotó del fondo de mi alma. No podía hablar. No sabría dar cuenta de las verdades de las cuales había adquirido, conocimiento y fe. Puedo decir  que cayó el velo que tenía ante los ojos. Salí de un abismo de tinieblas”.

Se ordenó sacerdote en 1847 y entró en la Compañía de Jesús.

 

El judío Alfonso de Ratisbonne, fue un violento enemigo de todo lo católico, hasta que, durante su viaje a Roma, fue testigo de una aparición de la Virgen y se convirtió al catolicismo.

          El 20 de enero de 1842, al entrar en la iglesia de Santa Andrea de la Fratte, acompañando a su amigo, el barón Teodoro de Bussiere, que iba encargar una misa de funeral.  Alfonso tuvo una visión de la Virgen con el aspecto de la Medalla Milagrosa. El relata durante el proceso canónico que corroboró en 1842 lo sobrenatural del hecho:

”La Virgen no pronunció ninguna palabra, pero yo lo comprendí todo. Experimenté un cambio tan completo que creí ser otro. La alegría más ardiente brotó del fondo de mi alma. No podía hablar. No sabría dar cuenta de las verdades de las cuales había adquirido, conocimiento y fe.  Puedo decir  que cayó el velo que tenía ante los ojos. Salí de un abismo de tinieblas”.

Se ordenó sacerdote en 1847 y entró en la Compañía de Jesús.