1865. María Auxiliadora de Philipsdorf, Alemania

a2.María Auxiliadora Alemania

Magdalena Kade, Magdalena Kade, a los 19 años se enferma gravemente  de una inflamación de la pleura y meningitis. En 1865, aparece en su pecho una úlcera en crecimiento. Ella tenía vendadas las heridas en todo el cuerpo.
La ven los doctores Görlich y Ulbrich, que en noviembre del mismo año declaran que Magdalena  sufre de una enfermedad incurable y morirá pronto. 
El 21 de diciembre se le concede la extremaunción y se espera una muerte misericordiosa como liberación del sufrimiento. Como era huérfana, vivía entonces con  su hermano José, su señora Cecilia y sus cinco hijos.
El 13 de enero de 1866, a las dos de la mañana, exhausta por su extrema debilidad, contemplaba el retrato de  “Nuestra Señora de los Dolores”, colgado al frente de su cama. Veronika, su amiga y vecina, dormía con  ella en la misma pieza para acompañarla. Ella de tanto rezar había quedado dormida. De repente, a las 4 de la madrugada, se vio en la habitación una luz más brillante que el día, tomó la mano de Veronika diciéndole que se levantara, porque se había hecho claro. Veronika vio solo la luz de las lámparas de aceite.
Magdalena le dijo: “Veronika levántate, ¿no puedes ver cómo es el infierno?”
Veronika respondió: “Pero no veo nada”.
Magdalena, no pudiendo tolerar el resplandor, se cubrió el rostro y lloró.
La vidente vio el centro del esplendor cada vez más brillante y en frente de la cama una Señora que irradiaba una luz, con una diadema sobre la cabeza. Tuvo la sensación de que ella era la Virgen María y conminó a su amiga a ponerse de rodillas, porque era la Santísima Virgen y empezó a rezar:
“Mi alma alaba al Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador”. (Magnificat). Después se escuchó una voz inusual, diciendo: 
“Hija mía, desde ahora estas curada.”
La figura desapareció y Magdalena  se levantó de la cama.
Cuando los aldeanos vieron lo bien que caminaba, le preguntaron qué había sucedido, Magdalena respondió: “Yo vi a la Virgen María y me dijo que estoy sana… y yo estoy sana. Nada más”.
Ella, después de su recuperación, se dedicó a los ancianos y enfermos.
Otra sanación fue el 13 de septiembre de 1886: Una madre de Kathenhof, envolvió las piernas de su bebé, destinados a la amputación, en telas de lino de Nuestra Señora de Philippsdorf. El niño sintió un fuerte calor y después de tres días estaba completamente curado.
Este niño se convertiría en un sacerdote misionero de la Congregación del Verbo Divino, en Holanda.
En el primer aniversario de la sanación de Magdalena, el 8 de enero de 1867, en la misma casa, fue curada una niña de 11 años, que no podía caminar, porque tenía las piernas torcidas. Se le puso en el lugar donde dormía Magdalena. La niña se levantó de repente en perfecto estado de salud.
 
Año 1865 Creación del Ejército de Salvación
 Fundado en Inglaterra por el pastor metodista William Booth. Salvación de alcohólicos, drogadictos, prostitutas o algún otro indeseable vicio social. No incluyen los sacramentos reconocidos.  

 

 Magdalena Kade, a los 19 años se enferma gravemente  de una inflamación de la pleura y meningitis. En 1865, aparece en su pecho una úlcera en crecimiento. Ella tenía vendadas las heridas en todo el cuerpo.

          La ven los doctores Görlich y Ulbrich, que en noviembre del mismo año declaran que Magdalena  sufre de una enfermedad incurable y morirá pronto.               El 21 de diciembre se le concede la extremaunción y se espera una muerte misericordiosa como liberación del sufrimiento. Como era huérfana, vivía entonces con  su hermano José, su señora Cecilia y sus cinco hijos.

          El 13 de enero de 1866, a las dos de la mañana, exhausta por su extrema debilidad, contemplaba el retrato de  “Nuestra Señora de los Dolores”, colgado al frente de su cama. Veronika, su amiga y vecina, dormía con  ella en la misma pieza para acompañarla. Ella de tanto rezar había quedado dormida. De repente, a las 4 de la madrugada, se vio en la habitación una luz más brillante que el día, tomó la mano de Veronika diciéndole que se levantara, porque se había hecho claro. Veronika vio solo la luz de las lámparas de aceite.

Magdalena le dijo: “Veronika levántate, ¿no puedes ver cómo es el infierno?”

Veronika respondió: “Pero no veo nada”.

Magdalena, no pudiendo tolerar el resplandor, se cubrió el rostro y lloró.

La vidente vio el centro del esplendor cada vez más brillante y en frente de la cama una Señora que irradiaba una luz, con una diadema sobre la cabeza. Tuvo la sensación de que ella era la Virgen María y conminó a su amiga a ponerse de rodillas, porque era la Santísima Virgen y empezó a rezar:

“Mi alma alaba al Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador”. (Magnificat). Después se escuchó una voz inusual, diciendo:

“Hija mía, desde ahora estas curada.”

La figura desapareció y Magdalena  se levantó de la cama.

           Cuando los aldeanos vieron lo bien que caminaba, le preguntaron qué había sucedido, Magdalena respondió: “Yo vi a la Virgen María y me dijo que estoy sana… y yo estoy sana. Nada más”.

Ella, después de su recuperación, se dedicó a los ancianos y enfermos.

          Otra sanación fue el 13 de septiembre de 1886: Una madre de Kathenhof, envolvió las piernas de su bebé, destinados a la amputación, en telas de lino de Nuestra Señora de Philippsdorf. El niño sintió un fuerte calor y después de tres días estaba completamente curado.

          Este niño se convertiría en un sacerdote misionero de la Congregación del Verbo Divino, en Holanda.

          En el primer aniversario de la sanación de Magdalena, el 8 de enero de 1867, en la misma casa, fue curada una niña de 11 años, que no podía caminar, porque tenía las piernas torcidas. Se le puso en el lugar donde dormía Magdalena. La niña se levantó de repente en perfecto estado de salud.

Año 1865 Ejército de Salvación

 Fundado en Inglaterra por el pastor metodista William Booth. Salvación de alcohólicos, drogadictos, prostitutas o algún otro indeseable vicio social. No incluyen los sacramentos reconocidos.