1871. Nuestra Señora de la Buena Esperanza, Wisconsin

a31.NSdelaBuenaEsperanza

Misteriosos fuegos han aparecido en lugares famosos de las apariciones marianas. Quizás el caso más significativo fue el de Green Bay, en el santuario de “Nuestra Señora de la Buena Esperanza”. 

En una aparición, la Virgen anticipaba un desastre, si los hombres no regresaban de la mundanidad que habían abrazado. La predicción ha sido seguida, casi al mismo día, doce años después, el 8 de octubre de 1871, por una tribulación increíble: El fuego quemó 1.2 millones de hectáreas. Este incendio, el más grande de la historia de los Estados Unidos, comenzó al mismo tiempo que los incendios de Chicago, a doscientos kilómetros al sur.

Cuando el incendio llegó de Peshtigo a Green Bay, los residentes del área caminaron alrededor de la capilla toda la noche, rezando el rosario y llevando una estatua de María. Todo, fuera de esa zona de 2 hectáreas, se quemó. La capilla estaba llena de gente afectada por el terror, suplicando a la Madre de Dios para ser salvados. Después de horas de horror y suspenso, el cielo envió ayuda por medio de un fuerte aguacero. El fuego fue extinguido. Cuando amaneció, todo estaba destruido. Había una desolación de kilómetros, pero el convento, la escuela, la capilla y los 5 acres de tierras consagradas a la Virgen, brillaban como una isla en un mar de cenizas.