1888. Nuestra Señora Madre Dolorosa de Castelpetroso

a36.estatua castelpetroso

Bibiana y Libera, como de costumbre, llevaron un grupo de ovejas a pastar, mientras ellas trabajaban la tierra. Como a las tres de la tarde se dieron cuenta de que las ovejas se habían perdido de vista. Mientras las buscaban pasaron por una pequeña cueva por cuya abertura veían salir un rayo de luz. La entrada a la cueva era tan pequeña que ellas no podían entrar. Bibiana estaba sorprendida y alarmada. Diez días más tarde, ella fue sola a la cima del monte. Tan pronto llegó, fue a la roca y vio, como antes, que la roca estaba iluminada por dentro. Agrandó con sus manos la fisura para poder mirar mejor. Entonces pudo ver la imagen de la Madre Dolorosa con el cuerpo de Jesús muerto a sus pies. La Madre estaba con una rodilla en la tierra, en adoración, su cabeza alzada hacia el cielo de modo suplicante y de sus ojos caían lágrimas. Las palmas de sus manos estaban dirigidas hacia el cielo. La Virgen llevaba un velo púrpura y en su pecho se veía su corazón traspasado por siete espadas.

Cuando las personas de los alrededores se enteraron de lo sucedido, se dirigieron a la cueva para ver con sus propios ojos. El conde Carlos Aquaderni de Bologna decidió a investigar y llevó a su hijo Augusto, de 19 años, esperando un milagro. El conde supo que cerca de la cueva había aparecido una pequeña piscina que era milagrosa, donde un niño, que era sordo y mudo, había sido curado. El Conde y su hijo fueron durante dos días consecutivos a la cueva y el hijo fue curado con el agua de la piscina. Aquederni reportó el milagro en su revista y solicitó que se construyera una capilla en el lugar que Bibiana había escogido.

Cuando el obispo local, Francis Palmieri supo de la aparición, fue a la cueva con una vela, pero cuando entró, descubrió que la vela no era necesaria, ya que la cueva estaba iluminada. Al mirar pudo ver a la Madre Dolorosa y al Cristo muerto, tal como Bibiana y el Conde habían reportado.

El 28 de febrero de 1890 se colocó la primera piedra de la iglesia.