1945. Nuestra Señora de Todos los Pueblos, Amsterdam

a50.senora todos los pueblos

Desde 1945 a 1959, la Santísima Virgen se apareció en Ámsterdam a la vidente Peerdeman.

Los mensajes de Ámsterdam tienen un lugar único en la historia de las apariciones marianas, porque María viene con su nuevo título “Señora de Todos los Pueblos”. Pide que el último dogma mariano sea publicado, que comprende una triple verdad: La Señora de los Pueblos como Corredentora, Medianera y Abogada.

La oración para que venga el Espirito Santo:
“Señor Jesucristo, Hijo del Padre, manda ahora tu Espíritu sobre la tierra. Haz que el Espíritu Santo habite en el corazón de todos los pueblos, para que sean preservados de la corrupción, de las calamidades y de la guerra. Que la Señora de Todos los Pueblos, María Santísima, sea nuestra abogada. Amen”.

María insiste: ”Tú no eres capaz de comprender la importancia de esta oración. Tú no sabes lo que el futuro reserva. “No sabes qué gran valor y fuerza tendrá esta oración ante Dios”.
Dirigiéndose al Papa, la Santísima Virgen dijo que había sido “mandada por su Señor y Creador, para que, mediante esta oración y este título, pueda salvar al mundo de una gran catástrofe mundial. (Guerra Fría).
“¡Cuida que se de a conocer esta oración a todo el mundo, a todas las naciones. Todos tienen derecho. Te aseguro que el mundo cambiará!”

La Corredentora está de pie sobre el globo terrestre delante de la cruz luminosa de le redención de su Hijo. Alrededor de ella está reunido el rebaño de Cristo, iluminado por tres rayos, la Gracia, la Redención y la Paz, provenientes de las manos de la Medianera de todas las Gracias.

6 de agosto 1945: Bomba atómica estadounidense sobre Hiroshima, Japón.