Año 1962. Respuesta al Padre Althoffer sobre el mensaje de La Salette

Videntes de La Salette Melanie Calvatt y Maximin Giraud

Durante mucho tiempo el Padre Rene Altthoffer, fascinado y a la vez preocupado con el mensaje de La Salette dado en 1846, le pido a la Virgen que le aclarara el mensaje. La Virgen no solo le escucho sino que decidió complacerle y el 9 de setiembre de 1962 le anunció que el 4 de noviembre le respondería todas sus preguntas sobre La Salette.

Días después, el 2 de diciembre, mientras se presentaban las respuestas de la Virgen a un pequeño grupo de creyentes se produjo un gran milagro maravilloso en el momento de la consagración, aparecieron sobre las tres hostias unas pequeñas gotas de sangre a manera de rúbrica o firma de la autenticidad de las revelaciones.

P.- ¿Por qué el mensaje no podía ser revelado hasta 1858, el año de las apariciones de Lourdes?
R.- Para demostrar que las apariciones de Lourdes, La Salette, Pontmain y las siguientes no son más que UNA, siempre con los mismos avisos a los pecadores de la Tierra.

P.- ¿Comenzó en 1864 el principio de la relajación del mundo y se debe esto a la masonería?.
R.- Desde ese año el clero comienza a abandonar más y más la oración y la Fe. Satanás por medios sutiles sigue desviando al clero y lo hace más mundano y material. En gran parte la masonería ha sido la causa, pues ella existe más o menos en todas partes, pero particularmente en Italia EE.UU., Francia, Bélgica y Holanda.

P.- Se le advierte al Papa que esté atento contra los que realicen milagros pues abundaran los falsos mesías por el mundo. Se trata del Papa actual.

R.- Hay por todo el mundo esparcidos falsos papas y falsos profetas, engañadores, embaucadores del pueblo; Éstos son quienes son señalados al Papa y así a los católicos para que estén atentos y se muestren desconfiados. Estos mensajes se aplican a todos los Papas después de La Salette.

P.- ¿Cuáles son los instrumentos o medios con los que Dios castigará y a que se refiere el mensaje de Pirmancens del 11 de noviembre de 1961 cuando habla de las hordas del anticristo?.
R.- Ya os lo he dicho, que Rusia será el flagelo del mundo y el mensaje de Pirmacens hace alusión a Rusia y al peligro amarillo.

P.- Los obispos han descuidado la oración y la penitencia después de vuestra llamada de Lourdes y Pontmain?.

R.- Sí, y sobretodo después de Fátima. Los obispos se rehusan a escuchar nuestra voz y a aceptar los milagros y mensajes que estamos dando actualmente al mundo.

P.- Se habla que Dios enviará castigos que duraran más de 35 años. ¿A partir de cuando se contaran esos años?.

R.- En parte el principio tuvo lugar a partir de la crisis Hitleriana. Así dichos 35 años ya se comenzaron a contar después de la segunda guerra mundial. Veamos como se compara la parte del mensaje que habla de los tres días de tinieblas a la explicación que hace la Virgen sobre el particular al Padre Althoffer.
Sobre la desaparición del poder del Papa, diré que aun no se ha realizado pues ocurrirá cuando haya revolución en Italia. Estos acontecimientos no tendrán lugar hasta después del resultado del Concilio. Entonces vendrá una guerra general, guerra total y todos los países soportaran las consecuencias.
Habrá partidarios del comunismo que combatirán en todo el mundo a aquellos que se les resistan, no solo militares sino también civiles.
A pesar de que se sentirá el paso del fuego que purificará al mundo, habrá lugares donde quede el buen grano, y esto dependerá de la piedad y fervor de cada pueblo.
Habrá un signo especial para escapar de la justicia de los ángeles exterminadores. Y tal como habrá falsos papas y falsos profetas también los hermanos del Calvario y de la Preciosa Sangre, no precisamente bajo estos nombres pero si por disposición del alma y el corazón, serán marcados con el signo que los protegerá y salvará de la destrucción.
Rusia y China son el anticristo anunciado, más el tiempo del anticristo vivo no se ha realizado aún.
Cuando Él se manifieste declarará falsos todos los dogmas de la iglesia. Entonces vendrá la purificación, durante tres días de evolución en la tierra, tres días de tinieblas en que el anticristo o, Lucifer mismo, con los suyos será derrotado.
El reino de Dios en la tierra que vendrá después, no será una extensión del reino del Cielo, aunque será una era de felicidad…