Año 1981. Nuestra Señora de los Dolores de Kibeho, Ruanda

017.kibeho

Entre el 28 de noviembre 1981 y el 28 de noviembre de 1989 la Virgen apareció, con la piel oscura, primero a Alphonsine Mumureke de 16 años, después, en enero de 1982 a Natathalie Mukamazimbaka de 17 años, que la vio durante casi 2 años y a Claire Mukamgango de 21 años. A esta última la Virgen le dio la misión de difundir el “Rosario de los Siete Dolores de María.”

La Virgen les comunicó un mensaje urgente para el mundo:
La importancia del Rosario, la oración sincera, penitencia, amar, tener una fe viva, conversión, sobre todo un llamado a la reconciliación. También se lamentó de la idolatría, irreverencia, materialismo, hipocresía e inmoralidad sexual.

En una ocasión les mostró imágenes terribles; un rio de sangre, personas que se mataron entre sí, cadáveres abandonados, sin que nadie les diera sepultura.

Las advertencias se cumplieron:
Entre 1994 y 1995 se desató una masacre en Ruanda por la guerra tribal entre los hutus y los tutsis. Fue un verdadero holocausto. En pocos meses murieron unas 800 000 personas asesinadas. Miles de cadáveres yacían sin sepultura por todas partes, muchos de ellos decapitados y cientos fueron echados al rio Kagera, ensangrentando sus aguas.