Año 1987. Nuestra Señora de Piedad de Dos Gerais, Brasil

021videntes de piedadDosGerais

El 19 de septiembre 1987, la Virgen María se aparece en una hacienda familiar, en Minas Gerais, a varias personas, donde desarrolló una amplia catequesis y se formó la comunidad “Grupo de Fraternidad”. 

En la hacienda Barro Rojo vivía el matrimonio Antonio Xavier de Santana y María-José Diniz con siete hijos. De acuerdo con la Santísima Virgen, Dios eligió a Brasil por ser una nación castigada por los países ricos. Brasil será el primer país en transformarse. La misericordia de Brasil llegará a todo el mundo.

El 19 de septiembre a las 14.30, los hijos Marilda, Iris, Fabiano e Inezinha jugaron en un claro del bosque. Oyeron campanas y notaron un gran cambio en el lugar. Se había oscurecido como para una tormenta y se fueron a la casa. Después de un rato, llamaron a Juliana y con ella volvieron al bosque. Cuando llegaron, Marilda, Iris y Juliana se asustaron, porque pensaron ver a un fantasma que flotaba en el aire con un vestido blanco brillante. Sus pies estaban descalzos y no tocaban el suelo, estaba parada arriba de una pequeña nube.

El sábado siguiente llegó la madrina de Iris para saber de lo acontecido. Mientras hablaban, la Virgen aparece sentada en el aire con un rosario en las manos y un hermoso niño en sus brazos.

Cuidadosamente los tres niños preguntaron:
“¿Quién es usted?”
Santa María sonrió y dijo: “Yo soy la Madre de Ustedes”.

Sin entender el significado de estas palabras, volvieron a preguntar:
“¿Cuál es su nombre?” En este momento el niño desapareció de sus brazos y con una varita escribió en el aire con letras brillantes:
“Yo soy la Inmaculada Concepción, la Madre de Jesús”.

Las niñas preguntaron que quería. Entonces apareció en las manos de la Virgen una bola oscura y encima de la bola una cruz brillante. Les pidió ir a misa y rezar mucho y que estuvieran en ese lugar todos los sábados a las 14.30. Así las apariciones comenzaron a suceder todos los sábados, posteriormente también los domingos, hasta llegaron a ser diarias.
Con los mensajes vino la explicación de la segunda aparición:

Parte del mensaje del 25 de Julio de 1998: “La oración es un gran poder y es una fortaleza muy poderosa en contra de cada trampa del enemigo”.

Del mensaje del 7 de Septiembre de 2002: “Recuerden que la noche de vigilia es un encuentro con Jesús, donde ustedes salvan almas para Dios”.

Otro de los tantos mensajes: “He aquí, las tinieblas del pecado están ahora en los confines de la tierra, bienaventurados los hombres de fe que han preparado sus corazones. La cruz pesa sólo para el hombre sin fe. El hombre de fe no solo lleva la cruz, también agradece por el peso, con la seguridad de que quien ama a Dios, nunca siente la cruz pesada. Cambiando su corazón, ustedes cambiarán al mundo. La riqueza de una madre son los hijos, Ustedes son mi riqueza.