Año 2014-2015. María Reina de la Paz de Medjugorje, Bosnia

048.VidentesMedjugorje

 

Estamos recibiendo continuamente mensajes de Nuestra Madre en Medjugorje. 
25 de noviembre de 2014:
”Queridos hijos, de modo especial hoy los invito a la oración. Orad, hijos míos, para que comprendáis quienes sois y donde debéis ir. Sed portadores de la Buena Nueva y gente de esperanza. Sed amor para todos aquellos que están sin amor. Hijos míos podréis ser y realizar todo solamente si oráis y estáis abiertos a la voluntad de Dios, a Dios que desea conducirlos a la vida eterna. Hoy estoy con vosotros e intercedo día tras día por vosotros ante mi Hijo Jesús.
Gracias por haber respondido a mí llamada”.
2 de diciembre de 2014:
”Queridos hijos, recuerden lo que les digo: ¡El amor triunfará!
Sé que muchos de ustedes están perdiendo la confianza porque ven en su torno sufrimiento, dolor, celos y envidia, sin embargo, Yo soy su Madre. Estoy en el Reino, pero también aquí con ustedes. Mi Hijo me envía nuevamente para ayudarlos. Por lo tanto no pierdan la esperanza, por el contrario, síganme, porque el triunfo de Mi Corazón es en el nombre de Dios.
Mi amado Hijo piensa en ustedes como siempre lo ha hecho. Créanle y vívanlo, Él es la vida del mundo.
Hijos míos, vivir a mi Hijo significa vivir el Evangelio. Eso no es fácil. Conlleva amor, perdón y sacrificio. Eso purifica y abre el Reino. Una oración sincera, que no son sólo palabras, sino oración que el corazón pronuncia, les ayudará, como también el ayuno, porque conlleva ulterior amor, perdón y sacrificio. Por lo tanto, no pierdan la esperanza, sino síganme. Les pido nuevamente orar por sus pastores, para que tengan siempre la mirada en mi Hijo, que ha sido el primer pastor del mundo y cuya familia era el mundo entero”.
En una de las últimas apariciones, el 12 de septiembre, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año el 25 de diciembre. Así ha ocurrido el año 2014. La aparición comenzó a las 14.40 hrs. y duró 8 minutos. Luego dejó el siguiente mensaje:
“Queridos hijos. Este día de gracia, deseo que el corazón de cada uno de ustedes, se convierta en el establo de Belén, donde nació el Salvador.
Yo soy su Madre que los ama inmensamente y que cuida de cada uno de ustedes. Por lo tanto, hijos míos, entréguense a la Madre para que, ante el Niño Jesús, pueda presentar el corazón y la vida de cada uno de ustedes. Sólo así, hijos míos, sus corazones serán testigos del nacimiento cotidiano de Dios en ustedes.
Permitan a Dios que con la luz ilumine sus vidas y con la alegría sus corazones, para que ustedes puedan diariamente iluminar el camino, ser un ejemplo de la verdadera alegría a otros que viven en la oscuridad y no están abiertos a Dios y a sus gracias. Gracias por haber respondido a mi llamado”.
La Virgen deja constantemente mensajes, como los del 2 de febrero de 2015 y 2º de febrero 2015, este último a Iván: “Queridos hijos, también hoy los invito a orar por la paz; la paz está en peligro, oren más, oren con el corazón”.
11 de enero 2015:
En Paris se reúnen 50 dignatarios del mundo, junto a una masa de 2 500 000 manifestantes, en protesta contra los terroristas islámicos que mataron a 12 inocentes personas. El Primer Ministro Valls: “Francia está en guerra contra el terrorismo, los yihadistas y el radicalismo, pero no contra una religión”.
13 de julio 2015:
“Queridos hijos, también hoy estoy feliz con ustedes y los bendigo a todos con la bendición de la paz.
Sean perseverantes, queridos hijos, en la oración y sean mis signos, signos de mi presencia.
Sean, queridos hijos, mis flores.
Oro por todos ustedes ante mi Hijo.
¿Gracias queridos hijos, por haber respondido, también hoy, a mi llamado!”
25 de julio 2015:
“Queridos hijos, también hoy, con alegría estoy con ustedes y los invito a todos: Oren, oren, para que comprendan el amor que tengo hacia ustedes. Mi amor es más fuerte que el mal, por eso, acérquese a Dios para que puedan sentir mi gozo en Dios. Sin Dios, no tienen futuro, ni esperanza, ni salvación, por eso dejen el mal y elijan el bien. Yo estoy con ustedes y con ustedes intercedo ante Dios por todas sus necesidades. Gracias por haber respondido mi llamado”.