Año 1157. Nuestra Señora de Mariazell

Santuario.mariazellEl abad Otker del Monasterio de San Lamberto, envió en 1157 al monje Magnus a la región de Mariazell, que perteneció al Monasterio. En su viaje llevó una estatua de la Virgen María con el niño. Al atardecer del 21 de diciembre, una gran piedra le bloqueó el camino y le impidió llegar a su destino. Magnus se volvió hacia la Virgen implorando su auxilio. Entonces la roca se partió y dejó libre el paso. Llegado a su destino, el monje colocó la estatua sobre un tronco y comenzó la construcción de una celda que serviría como capillita y al mismo tiempo como refugio. Así, la imagen de María en la celda (Mariazell) dio origen al nombre del lugar. En 1200 la capilla se convirtió en iglesia.

María se aparece en 1363 a Ludovico I, Rey de Hungría, cuando estaba amenazado por un ejército tártaro de 200 000 combatientes. El rey oró fervorosamente a la Virgen y, en sueños, vio que María colocaba su imagen sobre su pecho y le pedía que construyera una capilla en Zell. Al despertarse constató que el sueño había sido real, porque tenía sobre su pecho la imagen de la Virgen. Lleno de confianza y valentía atacó de sorpresa a los tártaros y los venció. Pronto hizo construir una gran iglesia gótica en Zell, donde se guardó la imagen milagrosa.