Año 1400. Nuestra Señora de Las Cruces de Daimiel

14.Ntra.Sra.de.lasCruces.

Hacia el año 1400, el mozo Moral de Calatrava, pasaba con su burro por el “Campo de las Cruces”. El animal portaba los sacos de trigo para llevarlos al molino. Repentinamente, el animal tropezó, cayendo al suelo, derramando toda la mercancía y rompiéndose también la vasija en donde llevaba el agua para beber. El desdichado, se vio impotente para levantar al animal y así continuar su camino al molino. En su desesperación clamó a la Santísima Virgen y a su Hijo. Se le apareció la Virgen, le ayudó a levantar al burro, reponiendo la carga y acompañándole durante el resto del trayecto hasta el molino. La Virgen le pidió que fuese al pueblo más cercano a pedir la construcción de un templo en su honor en ese lugar. El hombre se acercó a Torralba, pero viendo que no le hicieron caso, se fue a Daimiel, pueblo que creyó al muchacho y cumplió con el deseo de la Virgen de erigir un templo.
A la Santísima Virgen de las Cruces se le asignan numerosísimos milagros y favores, existiendo en su Santuario infinidad de exvotos, reliquias, relatos y recuerdos en memoria y agradecimiento de ayudas recibidas.

Concilio de Constanza, año 1417.

Fue convocado por el Papa Martin V. Se clausuró 4 años después. Condenó los errores de Wicleff, Juan Hus etc. Se preocupó también de los asuntos provocados por el Cisma de Occidente.