Año 1736. La Divina Pastora de Barquisimeto

a16.divinaPastoraDeBarquisimeto

El comienzo de la veneración por la divina Pastora en Venezuela se remonta al año 1736. Fue cuando el párroco de Santa Rosa encargó a un famoso escultor que le hiciera una estatua de la Inmaculada Concepción. No obstante, por una extraña equivocación, en lugar de la Inmaculada, llegó al pueblo la imagen de la Divina Pastora. De inmediato el párroco quiso devolverla, pero por mucho que lo intentaron, no pudieron levantar el cajón donde habían colocado la estatua. A partir de este momento la población interpretó este acontecimiento como señal de que la Divina Pastora quería quedarse entre ellos.

Posteriormente, durante los sucesos del terremoto de 1812, el templo, donde se veneraba la Divina Pastora, fue destruido, pero la imagen quedó milagrosamente intacta.

En septiembre de 1854 el cólera llegó a Venezuela. En diciembre del mismo año la epidemia asolaba a Barquisimeto. Desesperados y como último recurso, los pobladores decidieron sacar en procesión por las calles del pueblo la imagen de la Divina Pastora para implorar su misericordia.

El padre José Macario Yépez, párroco de la barquisimetana iglesia de la Concepción se ofreció como víctima del cólera, si el mal cesaba en la ciudad. Seis meses después, el sacerdote contrajo el cólera y murió, acabándose la epidemia en Barquisimeto.