Año 1740. Virgen del Sufragio de Benidorm

a19.iglesiaVdelSufragio

El 15 de marzo de 1740, en Benidorm, se armó un gran revuelo en las calles del pueblo. Lejos, en el mar, se divisaba algo que llamó la atención.

“¿Qué será aquello?” se preguntaban los pescadores que estaban en la playa, remendando sus redes.
“Parece una barca a la deriva”, decían.

Anoni Bayona, junto con algunos marineros, ofreció su barquita para ir a ver lo que pasaba. Pasó toda la noche. Al día siguiente, al amanecer, unos marineros estaban mirando a la lejanía y uno dijo:
“No estoy muy seguro, pero me parece que hay un barquito que remolca a otro. Vienen muy despacio. Parece que al que remolcan pesa mucho”. Al cabo de una hora gritaron: “¡Ya están aquí, ya están aquí!” Las autoridades prohibieron a la gente acercarse a las barcas, pero no les hicieron caso y sacaron los barcos del mar.

Antoni contaba:”¡Que noche hemos pasado! No sabíamos a qué Santo encomendarnos. La oscuridad, las olas, sin saber qué encontraríamos. Ustedes no podrían imaginarse. Por fin la encontramos cerca de Villajoyosa. Trabajábamos duro para poder amarrarla y todavía más para remolcarla, porque es muy pesada!”

El notario tomó nota de todo lo que había en el barco naufragado. De pronto dijo: ”En la popa de la barca hay una imagen de la Virgen con el niño Jesús”.

Se armó un gran revuelo, porque todos querían ver, pero los soldados impidieron que la gente se acercara. Llegó un capitán de la Guarnición de Altea con la orden de quemar el barco, porque podría traer la peste y ella era un peligro de contagio. Antoni pidió ayuda, pero nadie le hizo caso.

En su desesperación una mujer gritó: ”¡Salvad a la Virgen!” Pero los soldados prendieron fuego y pronto todo era una gran hoguera. Al día siguiente no quedaba nada, solo unos fierros retorcidos. Cuando los niños se metieron entre los escombros, uno gritó: “Aquí está la Virgen con el niño, el fuego la ha respetado, está intacta.”

A partir de ahí, todos decidieron que esa imagen de madera, encontrada milagrosamente entre la cenizas, iba a ser venerada por el pueblo de Benidorm y la llevaron en procesión a su capilla en el hospital.

1770 Fundación de los Estados Unidos de América